Lugar:
Fuente:
Reforma/Mayolo López

Apremiado por correligionarios a buscar la presidencia del PAN, el senador Francisco Búrquez afirmó que aceptaría participar siempre y cuando hubiera una elección abierta.

“Estos días me han preguntado si buscaré la presidencia nacional del PAN. Hoy quiero responderles claramente: la única forma en la que aceptaría buscar la Presidencia del PAN es si se hace una elección abierta a todos los simpatizantes. No participaré en una decisión de cúpulas”, aclaró.

En un mensaje por escrito a REFORMA, el legislador explicó que esa elección tendría que “ser abierta a todos los simpatizantes. No hablo sólo de los 10 millones votaron PAN en estas elecciones, sino de todos aquellos que simpatizaron con el PAN, que llegaron a votarlo en algún momento y que hoy retiraron su confianza con toda la razón”.

Conforme a los estatutos, los panistas pueden elegir a su dirigente nacional a través de una elección en las urnas en la que participan sólo los militantes.

Para Búrquez, en todo caso, lo importante “no es quién sea el próximo presidente del PAN, sino que este partido tenga un cambio de fondo: que abandone las imposiciones desde las cúpulas y que dé el poder para decidir a los ciudadanos. Esto también implica abandonar la idea de vivir del presupuesto público. El PAN debe plantearse regresarle a los ciudadanos los millones de pesos que hoy se van a los partidos”.

A juicio del parlamentario, Acción Nacional “sólo sobrevivirá asumiendo la democracia en su funcionamiento interno y una filosofía que alejada de soluciones desde el gobierno ponga en el centro a la persona su dignidad, su libertad y su responsabilidad”.

Además de Búrquez, han levantado la mano para dirigir al PAN los senadores Ernesto Ruffo y Jorge Luis Preciado, así como el diputado federal Marko Cortés.