“En el evento con empresarios de ayer, se notó que muchos se hicieron los aparecidos; ahora resulta que todos creyeron en el proyecto de Morena. El gobernador electo, Cuitláhuac García, por su parte, es evidente que se siente halagado por tanta atención, y se le ve muy contento. Ojalá que tenga claro que este repentino interés de empresarios, actores políticos y hasta gente de medios, obedece a intereses personales y no a un genuino interés por Veracruz”. Lo escribe Natalia González Villarreal en el Notiver de Salces.