Ya recuperada su plena libertad, la maestra Elba Esther Gordillo pide que le descongelen sus cuentas bancarias, que le devuelvan su pasaporte para poder viajar al extranjero- seguramente para ver cómo se encuentra su propiedad, allá por San Diego, Calif.; obviamente también que sean canceladas las alertas migratorias que pesan sobre ella, y que le restablezcan sus derechos político-electorales que le fueron suspendidos. Con información de “Reforma” y “XEU Noticias”.. Ah, y también ha de querer que su cercano, Rafael Ochoa, sea el próximo dirigente nacional del SNTE.. Y que AMLO ni de chiste vuelva a mencionar que es corrupta, como hace unos tres meses se lo dijo a Loret de Mola en “Tercer Grado” de Televisa.