“En los pasados 18 años, a los egresados de la UNAM se les marginó desde el gobierno. Los grupos en el poder con los gobiernos panistas de Fox y Calderón eran más del ITAM y del TEC de Monterrey. Y con Peña Nieto, el mismo patrón de universidades privadas. Ahora tendremos una clase política que es de la UNAM, y necesariamente hay una disputa por el control de la universidad”, expresa Hugo Sánchez Gudiño, autor de los libros “Génesis, desarrollo y consolidación de los grupos estudiantiles de choque en la UNAM” y “Partidos políticos y sucesión presidencial en México”. La nota es de Juan Carlos Cruz en “Proceso”.