Lugar:
Fuente:
EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy que ha firmado una orden para pedir al FBI que investigue las acusaciones de abuso sexual contra su nominado al Tribunal Supremo, Brett Kavanaugh.

“He ordenado al FBI que realice una investigación complementaria para actualizar el expediente del juez Kavanaugh. Como pidió el Senado, esta actualización deberá estar limitada y completada en menos de una semana”, aseguró el presidente, según un tuit de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El Comité Judicial del Senado había solicitado previamente a Trump que ordenara al FBI estas pesquisas, después de que uno de los legisladores conservadores se uniera inesperadamente a la oposición para reclamar una investigación sobre Kavanaugh antes de que el pleno de la Cámara Alta afronte el voto final sobre su candidatura.

Por otra parte, el propio Kavanaugh se puso hoy a disposición de las autoridades, a pesar de que ayer evitó decir abiertamente que creía necesaria la investigación del FBI durante la audiencia celebrada ayer en el Comité Judicial del Senado.

“A lo largo de este proceso, fui entrevistado por el FBI, hice varias llamadas sobre mis antecedentes con el Senado, y ayer respondí directamente a preguntas bajo juramento sobre cada tema que los senadores y sus abogados pidieron. He hecho todo lo que pidieron y continuaré cooperando”, dijo Kavanaugh hoy en un comunicado.

Este mismo viernes, en una convulsa sesión, el Comité Judicial aprobó recomendar la candidatura del magistrado al resto de la Cámara Alta, donde los republicanos gozan de una leve mayoría, con 51 legisladores frente a los 49 de los demócratas.

Los republicanos necesitan al menos 50 votos para lograr la confirmación del nominado para el Supremo.

Ayer, una de las supuestas víctimas de abusos sexuales por parte de Kavanaugh, Christine Blasey Ford, testificó ante el Comité Judicial del Senador, en una sesión en la que también declaró Kavanaugh por separado.