Me buscaron el Rector y el Secretario General de la UV, Bravo Garzón y Salmerón, y me dijeron que tenían instrucciones del Gobernador Agustín Acosta Lagunes de darme posesión como Contador General de la UV. Les agradecí, pero no acepté. Me mandó a llamar el Subsecretario de Gobierno, Ignacio Morales Lechuga, quien me dijo- entre broma y serio- que tendría que irme a vivir a otro estado por la descortesía al Gobernador. Fuimos juntos a verlo, y ahí le expliqué a AAL que no podía yo aceptar ese cargo, porque ya había sido Subsecretario Administrativo de la institución, y no consideraba correcto bajar de nivel jerárquico. Don Agustín comprendió mi posición y me dijo: “te mandamos llamar para ver si algún otro cargo te interesa”. Dí las gracias.. Unos quince días después, me dijeron que don Ramón Aguirre Velázquez, titular de la SPP y Presidente del INCOPSE, solicitaba un C.P. con buena imagen para que fuera el primer Presidente estatal de esa agrupación política, y que me habían recomendado a mí. Acepté y di las gracias.