Ya se enteró el coordinador de los diputados priistas en San Lázaro que un grupo de “compañeros” le quiere quitar la jefatura de bancada. Quienes lo escucharon dicen que el guerrerense se vio bastante tranquilo cuando les dijo a sus compañeros que sabía de su intención de relevarlo, y prácticamente les deseó suerte en la decisión. Dicen que uno de los que podría entrar al quite es Rubén Moreira, y todo indica que al coahuilense no le agrada la idea. La nota es de “Templo Mayor” de Reforma.