Desde que este país empezó a ser gobernado por panistas como Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes ejercen el periodismo ya no son igual de bien tratados como en los regímenes priistas (sin considerar los excesos de varios gobernantes tricolores). Yo recuerdo. siendo funcionario estatal, que cuando algún columnista publicaba una nota favorable sobre la institución o el trabajo de quien esto escribe, de mi bolsillo, por lo general compraba y enviaba un CD u otro regalo pequeño como muestra de agradecimiento a su atención. Actualmente como a los que nos dedicamos a este oficio ya no nos quieren mucho ni existen atenciones o reconocimientos a nuestro trabajo. Y todo parecer indicar que ni en la próxima Navidad habrá algunos pequeños presentes. Y sí, existen periodistas de bajo nivel económico, que les hacen el día con el regalo de una botella, un libro o una corbata. ¿Ya feneció “el cuarto poder”?