“Negro, Chivo y Gordo. Alejandro González Iñárritu, Emmanuel Lubezki y Martín Hernández. Los tres viejos amigos del DF, que se llaman entre sí por sus apodos, acudieron este domingo a su cita con las estrellas. El director Iñárritu y el cámara Lubezki ganaron sus Oscar, el ingeniero de sonido Hernández se quedó a las puertas. Pero juntos demostraron la extraordinaria vitalidad de un cine, el mexicano, que ahora mismo da lecciones al mundo. Para Iñárritu, un descreído de los premios, la victoria supone la confirmación de una vertiginosa trayectoria que le ha puesto, junto a sus también amigos Alfonso Cuarón (Oscar por Gravity, en 2014) y Guillermo del Toro, a la cabeza de una generación histórica”, estupendo homenaje del diario español a nuestros exitosos compatriotas: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/02/23/actualidad/1424668521_495068.html