Lugar:
Fuente:
(Con información de CNN y RTT)

En un momento de riesgo, una mujer en Corea del Sur tomó una decisión que recordara el resto de sus días: lanzar a sus cuatro hijos desde un cuarto piso para salvarlos. Afortunadamente, la vida ganó y tanto los menores como la madre viven para contarlo.

 

Una ciudadana de Nigeria de 30 años estaba con sus niños de 1, 3 y 4 años, cuando se produjo un incendio en la planta donde vivían.

 

De acuerdo con información de CNN, el sargento estadounidense Daniel Raimondo se encontraba de camino a una cena cuando vio el humo y se dirigió al lugar de los hechos. Una vez allí, él y sus colegas evaluaron la situación y elaboraron un plan.

 

El equipo preparó las mantas y trató de convencer a la mujer de arrojar a sus hijos desde la ventana. “Ella tenía miedo, no quería hacerlo“, afirmó Melanie Scott, una uniformada que participó en el rescate.

 

Sin embargo, ante la magnitud de las llamas, la madre no tuvo otra opción y lanzó a sus tres hijos a las sabanas y después ella misma se arrojó para evitar morir por el fuego.

 

Al momento se desconoce la identidad tanto de la mujer como de los menores, pero el padre, Prince Enyioko, agradeció a todas las personas que salvaron a su familia.