El Portal “Política al día… Análisis de la política veracruzana”, cumple este miércoles 29 de junio, 10 años de existencia, mientras que esta columna en febrero cumplió 8 años de publicarse en diversos medios de comunicación. Sin duda hay regocijo en ello, pero ninguno de esos años aniversarios sería gratificante si no fuera por Usted, bien querido lector lectora, que a lo largo de todas las entregas y todos estos años, nos ha acompañado y nos ha obsequiado el favor de su lectura. Seguiremos adelante para que Usted tenga un espacio digno de comunicación y análisis.

A mediados del mes de junio se comentó en www.politicaaldia.com que se analizaba en la Secretaría de Finanzas un “Ajuste en la Nómina” necesario en el Gobierno. Es evidente que hay acciones financieras que tendrán que ser tomadas por el Gobierno en breve. A quien esto escribe, uno de los más altos funcionarios de la Secretaría de Finanzas le confió que dentro de los ajustes que son necesarios para que la administración se mantenga a flote está precisamente la aplicación de ese Programa de “Ajuste a la Nómina”.
Dicho programa ya está completamente diseñado y listo para su implementación. Como en las guerras nucleares los botones están activos y las alarmas han sido emitidas, basta tan solo que alguien dé la orden para que los misiles vuelen. La única duda que queda es si el botón lo oprime el dedo del actual Gobernador, o le deja la decisión a la administración siguiente… pero de que es inevitable, lo es.
Casi todos los analistas políticos coinciden en que el próximo gobierno enfrentará serios problemas operativos, y el primer problema será financiero. A pocos días de asumir el poder tendrá que resolver un recurrente dolor de cabeza de fin de año: ¡Pagar los aguinaldos!
Esto no es nuevo, ni tampoco será válido en diciembre argumentar que no se sabía de este añejo mal. Uno de las mayores quejas de los empleados de gobierno durante los últimos años fue precisamente que los aguinaldos no eran pagados a tiempo o cuando menos, que existía el temor de que no les fueran pagados por completo. Entre las banderas políticas del Gobernador Electo, también estaba el reclamo por el “desorden financiero” que impactaba mes con mes, en los flujos de efectivo para completar los salarios de la burocracia.
El dilema está en qué se hará con la abultada nómina en el marco de una administración que tendrá gastos fijos mayores que sus ingresos. Este “Ajuste en la Nómina”, obviamente, no significa otra cosa más que “Recorte de personal” porque las disminuciones de sueldo ya no son suficientes.
Hay dos opciones claras. Las dos, para efectos prácticos, igual de dolorosas. El “Recorte” lo hace el Gobierno Actual o lo hace el Gobierno siguiente.
La respuesta a esta disyuntiva, la dio el propio Gobernador Electo, Miguel Ángel Yunes Linares, quien este martes después de una reunión con la Rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Ladrón de Guevara, informó que le propuso tres cosas:
1. Que sea la UV la que elabore el Plan Veracruzano de Desarrollo.
2. Que la Universidad realice un Análisis de la estructura administrativa para llevar a cabo un proceso de “Reingeniería Administrativa que es indispensable para liberar recursos”, y
3. Que sea la UV la que lleve a cabo las tareas de auditoría de la presente y la pasada administración.
La realización del ese análisis para la “Reingeniería Administrativa”, no es otra cosa que el análisis de un “Ajuste a la Nómina”. Es lo único viable y, desafortunadamente, lo sabemos todos.
En adelante, gran parte de la sociedad tendrá que hacer grandes esfuerzos. Para poder salir avante, no habrá otra forma más que apretarse el cinturón. El recorte programado es de miles. Miles de veracruzanos que, junto a sus familias, tendrán que hacer una nueva planeación de vida sin depender del Gobierno.
Esto es algo que desde hoy ya se prevé. Si el Gobernador entrante lograra evitarlo, sería el héroe de la burocracia. Si no lo evita, realmente cómo podría culpársele.
Ojalá todo fuera como en los países de las ilusiones, en los que quienes realmente trabajan y desquitan el sueldo, tienen un lugar asegurado. Desafortunadamente no siempre es así. El mérito del nuevo Gobernador, o su responsabilidad culposa, será en no aplicar el rasero indiscriminadamente basándose sólo en números o coqueteos partidistas. El análisis y evaluación de resultados, debería ser, ante todo, lo que determine la permanencia del trabajador.
Pese a ese complejo escenario, ojalá y el nuevo gobierno encuentre a tiempo los mecanismos financieros que permitan evitar dicho Recorte. Sin embargo, también es cierto que el sentir general de la población no solo es que los sueldos en el Gobierno son muy altos, sino también que la burocracia está muy gorda.
Así que si Usted labora en el gobierno, prepárese, porque en poco tiempo, de acuerdo a lo estimado, vendrá la guillotina.
@atticuss1910