Lugar:
Fuente:
Agencia Imagen del Golfo

Un aproximado de 10 trabajadores de la construcción fueron despedidos de la obra de edificación de una nueva sucursal de las tiendas “Chedrahui” en la colonia Miguel Hidalgo.

Los inconformes acusaron que los encargados de tres empresas contratistas “regatean” los salarios de todos los obreros aprovechándose de la necesidad laboral que prevalece en la región tras el recorte presupuestal en Petróleos Mexicanos (Pemex).

Además, dijeron que han desplazado la mano de obra local ya que traen personal de otros municipios del estado de Veracruz para evitar contratar gente de Poza Rica.

Juan del Ángel, uno de los carpinteros despedidos por la contratista “MK”, declaró que las compañías encargadas de la obra quieren pagar menos sueldos de lo que estipula el tabulador, además de que no los han dado de alta a los empleados para recibir atención médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

También acusó que los arquitectos de las contratistas no permiten que los obreros tengan horarios para comer o beber agua. Les exigen trabajar sin descanso desde las 08:00 de la mañana hasta las 06:00 de la tarde, de lunes a domingo.

Raúl Yovani Ramírez Téllez, otro trabajador despedido, comentó que las tres empresas han comenzado a traer obreros de otros municipios para desplazar a los trabajadores de Poza Rica, situación que ha molestado a muchas personas que desean ser contratados en la obra, para cimentar una nueva tienda “Chedrahui”, sobre el bulevar Petromex, frente al estadio de fútbol “18 de Marzo”.