“Hagamos votos para que no gane Trump, pero eso no quiere decir que Clinton sea una carmelita descalza”. El ex-Presidente de Uruguay estuvo dos días en México, en Tijuana, B.C., invitado por la AC “Punto de encuentro”. Y dijo que un importante líder de la izquierda mexicana pidió reunirse con él, pero que le dijo “nones”. También señaló que “la democracia está enferma”. Se reunió con migrantes, estudiantes y ciudadanos.