Película francesa de 1937. Dirigida por Jon Renoir. Guión de Charles Spaak. En el reparto: Jean Gabin, Pierre Fresnay, Erich Von Stroheim y Dita Parlo.. En el filme, “Jean Renoir narra su historia de un modo extremadamente equilibrado. Entre los soldados no hay ningún malvado, ni siquiera entre los alemanes, En cierta forma, todos son víctimas prisioneros de sus circunstancias, Renoir no destaca las diferencias existentes entre las nacionalidades sino entre las clases sociales. Para descubrir el carácter de los hombres no hay que fijarse en su uniforme sino en su forma de bostezar o si llevan guantes blancos”, escribió “Die tageszeitung”… “Desde la primera imagen hasta la última imagen, el interés no sólo decae sino que va in crescendo. El filme está orquestado, bien dirigido. De él se extrae una desacostumbrada impresión de realismo potente, conmovedor, libre de todo clasicismo y de toda ortodoxia”, escribe “Cinemonde”. Publicación de “Taschen”.