El comediante Manuel El Loco Valdés salió bien y está fuera de peligro tras la operación a la que fue sometido hoy para retirarle un tumor que tenía en la frente.

Sin embargo al actor de 86 años, quien permanece en al área de terapia intensiva, aún le falta someterse a otra intervención quirúrgica, según precisaron sus familiares.

Aún tenemos Loco para rato. Todo salió perfectamente bien. Acaba de salir el doctor a anunciarnos que todo salió de maravilla y ya mandaron a análisis lo extraído para ver si no se hizo una propagación de esto mismo”, expresó su nieto Iván Valdés.

El histrión será revisado por los médicos para verificar que el cáncer no se haya extendido y se cree que su recuperación tardará al menos un mes antes de que pueda volvera sus actividades profesionales.

El nieto del humorista detalló que dadas las condiciones en las que se encontraba la tumoración tuvieron que escarbar un poco del cráneo “pero todo en orden. Tendrá una segunda intervención para ponerle el parche pues en esta ocasión no se pudo porque fue un poco más grande la extracción y necesitan que se reponga el hueso de la cabeza”.

Tras mencionar que el comediante pasará la noche en el hospital, mencionó que de acuerdo con los médicos saldrá este martes para estar en casa y esperar su recuperación allí por al menos un mes.

Apenas está despertando y lo enviarán a terapia intensiva en un rato más (…) Entre hoy y mañana tendrán los resultados de patología, al parecer no se propagó en ninguna parte del cuerpo”, dijo.

Sobre si Cristian Castro ha llamado para saber del estado de salud de su padre,  mencionó que lo hizo por la mañana con el objetivo de acudir al nosocomio. Sin embargo, el horario de visita concluye a las 18:00 horas, justo cuando El Loco se encuentre ya sin anestesia.

En ese sentido no descartó la posibilidad de que sea mañana cuando Cristian vaya a ver a su padre al Instituto Nacional de Cancerología, de la Secretaría de Salud.