“La dama de hierro” alemana, Angela Merker, fue entrevistada sobre los problemas que enfrenta el mundo por el fundamentalismo islámico y la acción del terrorismo. La respuesta de la canciller fue sorprendente, aunque se sabe que ella es hija de un pastor protestante. Dijo que la única forma de regresar al mundo a la paz y a la estabilidad, es volver a la Biblia y al pensamiento místico religioso, pues el sentir programático del liberalismo está hundiendo al mundo cada vez más en conflictos insalvables, sobre todo por el nuevo islamismo y la migración correspondiente”. Lo escribió Luis Eugenio Todd.