1) “Antes de que a los golpes.. del pesar yo sucumba.. Dejar haré una grieta.. pequeñita en mi tumba.. para que tú, por ella.. te asomes, y tus ojos.. alumbren mis helados.. y lívidos despojos.. ¡Y para que por ella puedas verter tu llanto…. sobre del cadáver mustio.. de este ser que amas tanto!.. Y para que le digas.. al solitario muerto ¡De nadie seré nunca! ¡Sólo de ti! ¿No es cierto que así dirás? Entonces.. ¡Oh, mi dulce adorada!.. escucharás adentro.. Una gran carcajada!”.
2) AUN: “Mil veces me engañó; más de mil veces.. Abrió en mi corazón sangrienta herida.. De los celos, la copa desabrida.. Me hizo beber hasta agotar las heces.. Fue en mi vida, con todos los dobleces.. la causa de mi angustia no extinguida.. Aunque ¡pobre de mi! toda la vida.. Su mentiroso amor pagó con creces.. Los tiempos han pasado; ya su boca.. No me da sus caricias, no me abraza.. El fuego de sus ósculos de loca.. Y sin embargo mi pasión persiste.. Pues, cuando a veces por mi senda pasa.. ¡Me alejo mudo, cabizbajo y triste!”.