Hace unos 10 días, el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, invitó a comer a los ex-presidentes del tricolor, para intercambiar opiniones rumbo a la Asamblea Nacional de agosto. Pero faltaron varios a la cita, entre ellos Manlio Beltrones. De acuerdo a ¿Será? de “24 Horas”, la semana pasada se les vio a Ochoa y a Manlio desayunando en el Balmoral, del hotel Presidente Chapultepec. Quizá un tema a tratar fue que el Partido Verde señaló en Chiapas que no descarta irse por la libre en las elecciones de 2018. Y Beltrones tiene influencia en ese partido.