En un hecho muy poco usual, en la contraportada del libro “Inmoralejas y parabolitas” que escribió- con caricaturas de Nicanor Juanz- Magno Garcimarrero escribió el año de su nacimiento 1939, y el año de su fallecimiento 2022. Eso es lo que él estima que va a  vivir. Pero ojalá cuando menos triplique los 5 años que supuestamente le faltan para desaparecer físicamente de este mundo. Sí es verdad que le afectó mucho el fallecimiento de su cuate Benjamín, pero los efectos difíciles de los primeros años ya transcurrieron.