Lugar:
Fuente:
La Jornada

Abogado de formación, que ha vivido el arte –su pasión– desde niño, Alan Jorge de Rosenzweig (Ciudad de México, 1963), cuyo nombre artístico es Peñalta, pasó muchos años de su vida sin exposiciones, pasarelas ni reflectores, sumergido en una búsqueda sin ansiedades ni prisas.

Un día, sin embargo, sentado en el baño público de un centro comercial en Cancún, se dio cuenta de que en el techo estaba atrapado un rostro. Acto seguido, sacó el grafito que siempre lo acompaña para “liberarlo”.