Llamó mucho la atención que en la encuesta que mandó a hacer López Obrador para determinar al precandidato de MORENA más aventajado para la Jefatura de la CDMX, no tan sólo no la ganara Ricardo Monreal- como lo señalaban casi todas las demás encuestas- sino que lo mandó hasta el último lugar, abajo de Sheinbaum y Martí Batres. Como buen “animal político” con olfato, previó que algo podría pasar con Sheimbaum, como lo que le está pasando a raíz del desastre del Colegio Rèbsamen, y ya comentan en ¿Será? de “24 Horas”, que AMLO ya está pensando en la posibilidad de que Martì Batres la substituya en la precandidatura. ¿Qué tal con “el Mesías”?