Lugar:
Fuente:
EFE

El presidente Donald Trump afirmó este viernes que no quiere construir un muro pequeño en la frontera con México.

Un muro real, no un muro pequeño, como han dicho algunas personas”, expresó el presidente de Estados Unidos.

Asimismo, reiteró su acusación de que los demócratas no quieren resolver la situación migratoria de los jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers”.

En una visita a una división de la Oficina de Protección de la Frontera y las Aduanas (CBP, en inglés) en Virginia, Trump señaló que quiere que el Congreso apruebe una ley migratoria que le permita la construcción de la citada valla fronteriza.

Queremos llegar a un acuerdo”, añadió Trump sobre las negociaciones con los congresistas.

Creo que ellos (los demócratas) quieren usarlo para sus propósitos políticos, para las elecciones. Realmente no estoy contento con cómo va todo esto, desde el punto de vista de los demócratas”.

La cifra de 1.8 millones es superior a la de 690 mil “dreamers” que están protegidos de la deportación por el programa DACA, cuya vigencia expira el 5 de marzo por orden del magnate.

La Casa Blanca propuso la semana pasada a los congresistas una reforma que permitiría acceder a la ciudadanía a 1.8 millones de indocumentados que llegaron a EU de niños, a cambio de 25 mil millones de dólares para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza.

Pero la propuesta del presidente recibió una respuesta fría entre los demócratas, y no está claro que ambos lados puedan llegar a un acuerdo antes del 8 de febrero, cuando expira una ley presupuestaria que la oposición no parece dispuesta a renovar sin una solución para los “dreamers”.

Trump señaló que reemplazar con una ley el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) es algo que debería ser absolutamente fácil hacer, y que él no cree que los demócratas quieran ocuparse de los beneficiarios de DACA.

Se rindieron respecto a DACA y se supone que ese es su tema, pero es nuestro porque somos nosotros los que estamos ocupándonos de DACA, no ellos”, agregó el mandatario, que ya apuntó algo similar este jueves en Twitter.

También declaró ayer, en un discurso ante legisladores republicanos, que a los jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños no se les debe llamar “dreamers”, pese a que es el nombre que recibieron popularmente desde que comenzaron los esfuerzos en el Congreso para regularizar su situación en 2001.

Alguna gente los llama ‘soñadores’. No son soñadores, no caigan en esa trampa”, afirmó.

Por otra parte, hoy igualmente amenazó con cortar los fondos a los países que permiten el ingreso de drogas al territorio estadunidense.

Quiero detener la ayuda. Quiero detenerla. Si no pueden evitar que las drogas lleguen, porque ellos podrían evitarlo mucho más fácil que nosotros”.