A pesar de la retórica contra la migración de parte del gobierno de Donald Trump, las remesas de los trabajadores mexicanos marcaron un nuevo registro histórico. En 2017, los trabajadores mexicanos en el exterior, la mayoría de ellos residentes en Estados Unidos, enviaron a sus familias 28 mil 733 millones de dólares, informó ayer el Banco de México. El monto, sin precedente desde que existe registro, superó en 6.6 por ciento el de un año antes. La nota es de Roberto González en “La Jornada”.