Lugar:
Fuente:
Excélsior

México cuenta con los instrumentos financieros necesarios para hacer frente en 2018 a posibles escenarios de riesgo para la económica y estabilidad financiera nacional, como la salida de Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o la reforma financiera en dicho país.

De acuerdo a un estudio del Senado de la República, son cuatro instrumentos que México puede utilizar para amortiguar efectos negativos para la economía del país: las reservas internacionales que posee, que en 2017 cerraron con un monto de 172 mil 802 mdd; y una línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El informe también apunta que el país dispone de dos mecanismos de equilibrio, el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).

En conjunto, estas cuatro fuentes de recursos suman alrededor de 5,425.7 miles de millones de pesos, monto que constituye un importante blindaje ante posibles presiones financieras”, apunta la Dirección General de Finanzas del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado.