Lugar:
Fuente:
Notimex

La Casa Blanca culpó al Congreso estadunidense del fracaso en los esfuerzos para dar solución permanente a los jóvenes migrantes beneficiarios del programa DACA, al cumplirse hoy el plazo fijado por el Ejecutivo para iniciar su desmantelamiento.

“Resulta terrible que el Congreso haya fracasado para actuar. El presidente (Donald Trump) le dio seis meses al Congreso y también les dio un plan”, dijo la vocera Sarah Sanders, en referencia a cuatro condiciones o “pilares” que el mandatario impuso para atender a los 690 mil beneficiarios del DACA.

Sanders acusó a los legisladores de ser incapaces de avanzar en la búsqueda de una solución, pero omitió mencionar el rechazo de Trump a una propuesta ofrecida por un grupo bipartidista de senadores.

“Ellos fracasaron en responder, pero aún estamos esperanzados que el Congreso hará su trabajo y hacer algo para arreglar este problema, no prolongarlo y continuar ignorándolo”, dijo la vocera en conferencia de prensa.

Aunque está previsto que la Cámara de Representantes retome el debate sobre el DACA a partir de una iniciativa republicana enfocada en seguridad fronteriza, expertos auguran que no tendrá futuro alguno en el Senado, donde el mes pasado fracasó una propuesta similar.

La iniciativa republicana proponía dar ciudadanía a 1.8 millones de jóvenes, conocidos como ‘soñadores’ o ‘dreamers’, a cambio de 25 mil millones de dólares para construir el muro en la frontera con México, limitar la migración legal sólo a cónyuges o hijos solteros menores de 18 años, y eliminar la lotería de visas.

La propuesta en la cámara baja recoge esos elementos, contenidos en los cuatro pilares exigidos por Trump, pero en lugar de una ruta a la ciudadanía para los ‘soñadores’ ofrece un programa a renovarse cada tres años.

En un mensaje en Twitter esta tarde, Trump anotó: “es 5 de marzo y los demócratas no aparecen sobre DACA. Les di 6 meses, a ellos no les importa. ¿Dónde están? ¡Estamos listos para un acuerdo!”, dijo.

La portavoz dijo que la administración confía en ganar la batalla legal después que un juez federal suspendió el proceso para revocar el programa, luego que la Suprema Corte rehusó la semana pasada aceptar una apelación del Departamento de Justicia.

Un juez federal en California ordenó que quienes se acogieron al programa puedan continuar recibiendo sus beneficios y reinscribirse al programa mientras no haya un fallo adverso de la Corte de Apelaciones o de la Corte Suprema.

“Confiamos ganar la apelación y si necesitamos ir a la Corte Suprema, ahí también nos sentimos muy confiados, pero el trabajo del Congreso es aprobar leyes, y el presidente ha presentado lo que quiere de ellos”, dijo.

La vocera evitó adelantar el curso de acción que Trump seguirá si la corte de apelaciones o la Suprema Corte fallan contra su deseo de rescindir el DACA, y la puja en la cámara baja fracasa también.