Lugar:
Fuente:
La Jornada

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que la banca de desarrollo ya tiene lista una bolsa de financiamiento de 50 mil millones de pesos para las empresas interesadas en impulsar las actividades productivas de las siete Zonas Económicas Especiales (ZEE) decretadas por el gobierno federal.

Al firrmar la declaratoria presidencial de la ZEE de Campeche y Tabasco, el mandatario destacó que uno de los grandes atractivos de estas zonas es el “paquete fiscal” en el que las empresas que se asienten en estos lugares tendrán una exención en el Impuesto sobre la Renta (ISR) durante los siguientes 10 años, entre otros beneficios.

Peña Nieto firmó aquí la última declaratoria de las siete ZEE, programa que significa un cambio de paradigma en el desarrollo de las zonas elegidas, tanto por su rezago, pero sobre todo por su potencial económico.

En el evento, el mandatario, junto con los gobernadores de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, y de Tabasco, Arturo Nuñez, develó las placas inaugurales del Acueducto Hobomó y la entrega de las obras de modernización del Puerto se Seybaplaya.

Previamente, en su intervención, el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, señaló que con la entrega del Acueducto Habomó se cumple uno se los compromisos asumidos en su camapaña electoral hace casi seis años.

Dijo que este acueducto es la segunda parte de un proyecto hídrico para la entidad, pues hace ocho meses se entregó el megadrenaje que beneficia a más de 230 mil habitantes en los municipios de Campeche capital y en San Francisco, donde se ubica casi el 60 por ciento de la población del estado.

Por su parte, el titular de la autoridad federal para el desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), Gerardo Gutiérrez Candiani, destacó la importancia de esta declaratoria presidencial.

Señaló que durante los últimos años han descendido los niveles de pobreza en casi todo el país, con excepción de varias entidades, sobre todo las del sureste, y entre ellas las de Campeche y Tabasco. Por esto, añadió, la trascendencia de esta declaratoria presidencial, pues será un activo de transformación en la region durante los 40 años de siguientes, con importantes inversiones peoductivas y la generación de empleos.