Con López Obrador, entrevistado anoche en el programa “Tercer Grado”, Televisa cumplió con lo expresado en su promocional sobre el 2018 de que no tiene candidato presidencial, porque salvo un inicio un poco ríspido en relación con el conflicto con un grupo de empresarios integrado en el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, en el resto de la entrevista tuvieron consideraciones con él en el sentido de que tuvo todo el tiempo para expresar sus propuestas e, incluso extendía sus comentarios para “comer” el tiempo con el uso de la palabra, teniendo que esperar los comentaristas hasta que él acabara. Se le vio mucho más seguro que en el debate, en ocasiones sonriente, y lo vieron los entrevistadores como un candidato con buen posibilidades de llegar a la Presidencia, por el trato otorgado. Foto de López Dóriga Digital