Que el INE decidiera turnar a la PGR, el SAT y la FEPADE el caso del financiamiento irregular de Jaime Rodríguez “El Bronco” pone en peligro no sólo su candidatura presidencial, sino también su futuro como gobernador de Nuevo León. Los mandatarios con licencia no tienen fuero constitucional por lo que, si hay elementos para llevarlo a juicio por delitos electorales o fiscales, nomás no se ve como podría volver a la gubernatura. Eso comentan en “Templo Mayor” de Reforma.