Nicaragua dictatorial en 1978 y 2018
Ángel Rafael Martínez Alarcón

Cristo ya nació en Palacagüina
de Chepe Pavón y una tal María.
Ella va a planchar muy humildemente
la ropa que goza la mujer hermosa
del terrateniente.

El Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, en los últimos meses de su gobierno, está impulsando una memoria histórica para la conmemoración del 40 aniversario del Frente Sandinista de Liberación de Nacional o también llamada la Revolución Sandinista, el 18 de julio de 1979. El objetivo único era expulsar la dictadura de la familia Somoza, quienes habían accedido al poder ejecutivo de su nación en 1937, luego una intervención norteamericana en 1934. Y luego con la Guerra Fría, entre los mundos, capitalista y comunista; y los naciones del tercer mundo, donde Nicaragua se situaba. Es plena Guerra Fría en la que el Frente Sandinista de Liberación Nacional, dio la lucha contra una de las dictaduras más férreas en Centroamérica. Por eso los últimos acontecimientos en la hermana república de Nicaragua están preocupando a la comunidad nacional. Sobre todo que hoy el Presidente Daniel Ortega, empezado a reprimir a la Iglesia Católica Apostólica Romano, la mayoría de los nicaragüenses profesan dicha fe; con el 10 de enero de 1978, el asesinato del periodista Pedro Joaquín Chamorro, fue ejecutado por el régimen del dictador Anastasio Somoza Debayle. Lo que no sabe el presidente actual de Nicaragua que el mundo en 40 años se ha transformado, hoy por medio de las redes sociales todas las represiones que ha sufrido el pueblo de Nicaragua, se conocen inmediatamente, y dan la vuelta al mundo.
EL Siglo XX nicaragüense está marcado por la familia Somoza, quienes han gobernado dicha nación desde 1937 hasta 1979, iniciando con el apoyo militar de los Estados Unidos de Norteamérica. La familia Somoza Debayle, el padre de origen español y la madre francesa. Anastasio Somoza García quien gobernó 1937 a 1956. Su hijo Luis Somoza Debayle, fue presidente de 1956 a 1963, y tercer y último de ellos, Anastasio Somoza Debayle, entre 1963 a 1979. La familia Somoza no sólo tuvo el poder político sino también el económico, eran los dueños del país.
En 1978, lo recuerdo muy fielmente, por el nacimiento de mi hermana Ana Rosa, el mundial de Argentina, que único he visto todos los partidos de la selección nacional, el fallecimiento del Papa Pablo VI, el certamen de miss universo celebrado en el país, mis primeras vacaciones fuera de Xalapa en Tres Valles, Ver; y la guerrilla de Nicaragua, y pensar que los revoluciones si eran verdad, pues luego de escuchar miles de relatos de la revolución mexicana; y luego secreto en voces que un grupo de jóvenes se alistaron para incorporarse como guerrilleros en el FSLN, el caso más ilustrativo es el Dr. Rubén Aguilar, es muy extensa la lista de esos mexicanos y de otras nacionalidades. 22 de agosto de 1978, el asalto al Palacio Nacional por los guerrilleros del FSLN.
Una de la estrategias de la revolución del FSLN, fue sin duda alguna internacionalizar el cantante Carlos Mejía Godoy con los Palacagüina, canciones como: Quincho Barrilete, Son tus perjúmenes mujer” Himno del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Cristo de Palacagüina, Credo, etc. De la noche a la mañana Hispanoamérica cantaba las canciones revolucionarias de Nicaragua, hasta la misma Televisa dan oportunidad en su programa de siempre domingo de presentarse, pues la música presentada se escuchaba hasta rítmica. Así también hay que recordar que el mundo intelectual vio con buenos ojos la nueva revolución naciente en Centroamérica.
México y la hermana nación de Nicaragua, se tienen vínculos muy estrechos, en el imperio de Agustín I, formó parte del primer imperio mexicano; en siglo XX, el poeta Rubén Darío, en 1910, en el marco del centenario del inicio de la independencia, visitó Xalapa y la región. La relación fue estrecha, en la intervención norteamericana de 1934, el recorrido del jefe guerrillero de Augusto César Sandino, cabe destacar también su presencia por los municipios de Xalapa, la Vigas. El gobierno del presidente José López Portillo y Jorge Castañeda Flores, respaldaron al movimiento sandinista. En 1980, el ayuntamiento de Xalapa puso un busto de Augusto César Sandino, en el cincuentenario del asesinato del líder, el Mtro. Carlo Antonio Castro Guevara, publicado en las páginas del Punto y Aparte, febrero de 1984, sin olvidar el comité xalapeño de apoyo al FSLN, es muy larga la lista de todos los vínculos entre ambas naciones, a todo nivel. La Universidad Veracruzana, le otorgo el doctorado Honoris Causa, poeta y sandinista de Ernesto Cardenal
Los últimos momentos la crisis en Nicaragua, la del dictador Daniel Ortega, quien ha superado a su maestro Anastasio Somoza Debayle; la Iglesia Católica desde el Su santidad Francisco, Conferencia del Episcopado Latinoamericano, y como la arquidiócesis de Xalapa, como muchas más del mundo, están denunciando la dictadura actual. La Arquidiócesis de Xalapa, afirma: Desde el mes de abril de 2018, nuestros hermanos de Nicaragua están viviendo una crisis política y social que los ha llevado a diversas manifestaciones de inconformidad y a múltiples enfrentamientos entre civiles y personas responsables de guardar el orden, con lamentables pérdidas de vidas humanas. Se habla ya de más de trescientos muertos. Esta situación ha dejado familias destrozadas y un ambiente ensombrecido por la violencia. Ante esta situación, la Iglesia Católica no ha permanecido indiferente, sino que ha asumido el papel de observador garante de la justicia y la libertad, por un lado, con las acciones de la Conferencia Episcopal Nicaragüense, para facilitar el regreso al diálogo nacional entre las partes para encontrar una salida pacífica al conflicto que se ha desatado y, por el otro, llamando la atención del mundo entero sobre la crisis nicaragüense.