Uno de los mencionados ayer, en càpsula, entre los servidores públicos finados fue el C,P. Darío Martìnez Silva. Se desempeñò como Secretario de Finanzas y Administración de la UV, Tesorero Municipal de Xalapa y Director Administrativo de Enseñanza Media, entre otros cargos. Fue una persona noble, honesta, con gran sentido de responsabilidad, y gran amigo. Contaba, ademàs, con buen sentido del humor. Un dìa, acompañados de un amigo y un chofer, ambos gorditos; el amigo contador, preocupado al ver la gordura del chofer, le preguntò: ¿crees que algùn dìa me vaya a poner asì”, a lo que Darìo respondiò: “si bajas unos 20 kilos, sì”. Su madre, doña Emmita Silva, de la Academia Hidalgo, vive, y ya cumpliò 100 años. Foto de “Diario de Xalapa”.