Si lo único que queremos, a estas alturas de la vida, es nuestro cocol. Pero dice Dario Celis en “Excelsior” que se trata de incorporar a los adultos mayores retirados o jubilados, o carentes de todo apoyo, en un esquema de ganar-ganar, en donde puedan impartir valiosos oficios como la carpintería, ebanistería, relojería, tejido de bejuco, encuadernación, masaje para señoras, o en la impartición de clases de regularización a infantes en diversas materias como civismo, para darles un sentido de revalorización y que sigan aportando a la comunidad, además de obtener unos ingresos, o adicionales a la pensión. Foto de “chance genial”.