Luego de las elecciones del 1 de julio, renunciaron a su cargo de regidoras y diputadas electas al menos 30 mujeres- fueron 35- de diversos partidos políticos de Chiapas. De acuerdo con las autoridades, las mujeres habrían presentado sus solicitudes de licencia ante el IEPC de Chiapas, señalando que lo hacían de manera voluntaria. Pese a esto, la autoridad electoral señala que esto podría ser un caso de violencia política contra las mujeres, por lo que la Comisión de Igualdad y Género y No Discriminación analizará la situación y las razones de las renuncias masivas. La nota es de “Animal Político” y la publica “XEU Noticias”.