Lugar:
Fuente:
Reforma/Wilebaldo Nava

El Gran Premio de México terminó rápido para Sergio Pérez.

El mexicano tuvo que abandonar la carrera en la vuelta 41 debido a un problema de frenos, luego de estar hasta la séptima posición.

“Estaba haciendo una gran carrera, teníamos el séptimo lugar en la bolsa. Frenaba 500 metros antes de la curva y el coche no se detenía entonces fue terrible quedarnos sin frenos. Una lástima, quería darle una alegría a toda esta gente hice todo lo posible, busqué usar el balance de frenado pero complicado” explicó Checo a su salida del circuito.

El mexicano apenas había rebasado a Charles Leclerc para levantar a los aficionados de sus asientos, cuando se suscitó el incidente.

El desencanto del público local fue notorio al ver al auto número 11 de Forcé India entrando al garage del equipo.

Fue el tercer abandono de la carrera, pues los españoles Fernando Alonso y Carlos Sainz también tuvieron que retirarse.