Al ya no poder ir a la Ciudad de México por falta de agua suficiente en la capital del país, los migrantes centroamericanos decidieron continuar su camino y esta mañana salieron a pie hacia la ciudad de Isla, Veracruz, que está a unos 70 kilómetros de distancia. El 60% de los que viajan en la caravana son hombres, el 30% mujeres y del 10% niños, varios de ellos con problemas estomacales. Con información de “Reforma” y de Notimex. Foto de “Reforma”.