Unos 13 mil socios de grandes empresas han evadido el pago de impuestos por utilidades por al menos 30 mil millones de pesos. El SAT dio a conocer un complejo esquema utilizado por estos contribuyentes a través de la creación de una cadena de firmas fantasma. Están identificadas unas 600 mil empresas, entre evasoras y fantasmas, según Arturo Magaña, Administrador central de Planeación y Programación de Auditoría Fiscal. “Entre ellos hay 13 mil socios y accionistas de grandes empresas, inclusive personas públicamente o políticas expuestas”, dijo. La nota es de Belén Rodríguez en “Reforma”.