Después de semanas de silencio, parece que la senadora y presidente del PRI, Claudia Ruiz Massieu, se acordó que ya es oposición. Y ha empezado a criticar el “borrón y cuenta” en materia de corrupción que anunció AMLO y lo retó a que busquen a todos. Y sobre otros temas como NAIM y comisiones bancarias. Pero nos dicen que no fue algo casual, pues Claudia trae la intención de buscar la reelección y quedarse al frente del PRI por cuatro años más. Por ello busca adelantarse a otros aspirantes como César Augusto Santiago y José Ramón Martel en tomar la bandera anticorrupción. Lo comentan en “Templo Mayor” de Reforma.