“El equipo má cercano fue llamado a cuentas a Palacio de Gobierno. Ahí les mostraron el decálogo del buen comportamiento. De pronto escucharon la voz del propio Gobernador Cuitláhuac García decir que… si los agarra una autoridad de tránsito por venir tomados.. o que no quieran hacer fila para hace un trámite.. o que se vuelvan prepotentes, entre otras linduras… quedarán despedidos. Es más, ni siquiera les van a avisar que ya no trabajan en la administración estatal. El horario de trabajo de cierre es hasta las ocho de la noche, nada de que a las seis de la tarde me voy”. Lo comenta Esaú Valencia en su Portal “Cambio Digital”.