Envalentonado, el diputado panista colimense, Jorge Luis Preciado sorprendió al anunciar al salón de plenos de San Lázaro que él no necesita el fuero constitucional y pidió, así como así a la Mesa directiva, que se lo retire. Considera que puede caminar tranquilo por su estado, “donde es muy apreciado” (hasta en verso). Lo comentan en “Confidencial” de El Financiero”.