César Augusto Santiago, conocido por su amplio conocimiento de la ingeniería electoral, ya está pisando callos de algunos dirigentes del PRI, quienes lo han visto muy activo convenciendo a priístas leales para irse con él a fundar un nuevo instituto político llamado “Alternativa”. Se avizoran que continúen desgajamientos y nacimientos. Lo comentan en “Confidencial” de El Financiero.