“Al paso que van, en el PRD se van a quedar solos los cuatro dirigentes que lo controlan y algunos de sus fieles seguidores. Esta vez la renuncia fue de Mara Cruz, una de las {últimas de la corriente Izquierda Democrática Nacional que quedaban dentro de ese partido. Lo comentan en Confidencial” de El Financiero. Foto de “Hoy Novedades”.