“¿Qué podemos esperar en términos económicos del 2019? Por lo pronto, sólo incertidumbre y un año mediocre. La verdad es que no hay elementos para considerar, como opinan algunos en redes sociales, que anticipan un desastre, ni tampoco un auge como lo festinan algunos partidarios del gobierno actual. Por un lado, a escala internacional, pareciera haber consenso de que es factible un freno a la actividad económica mundial. La previsión del FMI para las ecooómías avanzadas es que crecerán a una tasa de 2.1 por ciento. En México estaría entre el 1.8 y el 2.1 por ciento. Lo de la cancelación de Texcoco no ayuda, pero sí un manejo económico que busca preservar la estabilidad”. Lo comenta Enrique Quintana en “El Financiero”.