Por un lado el combate al huachicoleo le va a evitar una pérdida de miles de millones de pesos a Pemex. Por el otro, el desabasto causado en gasolinerías, según Gustavo de Hoyos, Presidente de Coparmex, ha provocado pérdidas por mil 250 millones de pesos en empresas de los estados de Michoacán, Querétaro y Guanajuato. En conferencia dde prensa, representantes del sector patronal exhortaron al Gobierno federal a replantear su estrategia logística de distribución de combustible para evitar más afectaciones. La nota es de Verónica Gascón en “Reforma”.