El Presidente del Congreso de Puebla había dicho que el gobernador interino de Puebla iba a ser designado por consenso unánime de sus integrantes. Después dijo que su nombre se conocería el día 10 de enero. Y no hay nada aún, y según Enrique Aranda, en “Excelsior”, “la causa, según propios y extraños, no es otra que el desbordamiento de la ambición de un par de líderes morenos, cercanos ambos a Miguel Barbosa. Hay 21 aspirantes al cargo. A los que se refiere Aranda seguramente es a José Juan Espinosa, del PT, y a Gabriel Biestro, de Morena. Aunque los que podrían quedar son Gerardo Islas, del PANAL, o Pepe Chedraui, del PRI, ya que la generalidad de los poblanos no quieren que el interino sea ni del PAN ni de Morena. Están fuertes los jaloneos.