“Hay batallas que merecen ser libradas. No hay forma de construir un régimen de derecho sin enfrentar a los beneficiarios de la ilegalidad, El combate a la corrupción exige pleitos. No será con prédicas ni en armonía que logremos levantar una sociedad de reglas para dejar atrás el régimen del favor y la extorsión. Por eso hay que librar esas batallas… pero librarlas bien. Hace falta voluntad y estrategia. La una necesita de la otra. Sin voluntad de correr riesgos, no hay acción política que merezca ese nombre. Sin pericia, el éxito es imposible”. Lo escribe Jesús Silva.Herzog Márquez en “Reforma”.