“La enseñanza de la historia nos recuerda que la división de poderes, las instituciones democráticas, el estado de derecho, el constitucionalismo, la libertad de expresión y de pensamiento, son derechos indiscutibles y debemos defenderlos a toda costa, sin que nadie pueda estar por encima de ellos”. Lo escribe José Miguel Naranjo Ramírez en su artículo “El Siglo de la Luces”.