Político atento, caballeroso, preparado, sensible, que supo hacer amigos, que supo hacer política de la buena fue, sin duda, Juan Maldonado Pereda. Hombre cuidadoso de las formas, aspiró a ser Gobernador de Veracruz, luego de ser alcalde de la ciudad de Veracruz, Subsecretario de Gobierno, diputado federal, Rector de la Universidad de Tabasco, Presidente del PRI en el DF, Secretario de Gobieno del DF y Secretario de Educación de Veracruz. Siempre nos recomendaba ser atentos con las damas y darles su lugar. Le gustaba mucho esa frase de “un estadista es el que piensa en la próxima generación no en la próxima elección”. También decía: “Aquel que recibe un beneficio, nunca debe olvidarlo. Aquel que lo otorga, nunca debe recordarlo”. Lo recordamos con aprecio y gratitud y enviamos un saludo a sus familiares.