Lugar:
Fuente:
Reforma

Venezuela rechazó este sábado ante Naciones Unidas (ONU) el ultimátum dado por varios países europeos para realizar nuevas elecciones, y denunció acciones injerencistas de EU.

“No van a lograr llevarnos a una guerra civil en Venezuela”, aseguró el Canciller venezolano Jorge Arreaza ante el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido para analizar la situación del país sudamericano, donde esta semana se agravó la crisis política y social luego que el titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó “Presidente encargado” de la nación.

Arreaza acusó la postura injerencista de países europeos, como España, Francia, Reino Unido y Alemania, que dieron un ultimátum de ocho días al Gobierno de Nicolás Maduro para convocar a nuevas elecciones, o de lo contrario reconocerán a Guaidó como Mandatario interino.

“¿De dónde sacan ustedes que pueden dar un ultimátum a un Gobierno soberano?”, preguntó Arreaza. “Nadie nos va a dar a nosotros plazos ni nos van a decir si se hacen elecciones o no”, señaló.

El Canciller acusó a esos países de apoyar un intento de golpe de Estado en Venezuela, promovido por el Gobierno del Presidente estadounidense, Donald Trump.

“Es una grosera intervención de Estados Unidos en nuestro país, están a la vanguardia del golpe de Estado, dictan las órdenes a la Oposición venezolana y a gobiernos de la región”, acotó Arreaza.

Respecto al apoyo y reconocimiento que varios Gobiernos han dado a Guaidó, cuestionó la legalidad de una autoproclamación de una persona y que tampoco fue juramentada ante ninguna institución.

“Nosotros no le vamos a dar una guerra a Trump, en Venezuela se va a imponer la paz”, declaró.

Por último, reiteró que el Gobierno de su país está abierto al diálogo y en ese sentido apoya las iniciativas presentadas por Uruguay y México, y la Comunidad del Caribe, que declinaron sumarse al reconocimiento a Guaidó y plantearon en cambio un diálogo entre las partes.