La transición de las Juntas de Conciliación y Arbitraje a tribunales se llevará por lo menos cinco años, ya que arrastran alrededor de un millón de expedientes, mitad en el ámbito local, y otra mitad en el federal. La reforma a la Ley Federal del Trabajo que se presentó en la Cámara de Diputados el pasado 22 de diciembre- y que está en espera de ser discutida- prevé la desaparición de las Juntas para dar paso a tribunales especializados en la materia. La nota es de Verónica Gascón en “Reforma”.