El presidente López Obrador había asegurado hace unos dos meses que la economía de México crecería en un 4% del PIB. La realidad económica del país, el entorno internacional y las estimaciones de las instituciones financieras y calificadoras internacionales le hicieron recapacitar y expresar que crecerá el país un poco más del 2%. Pero incluso para lograr esto, deberá dar certidumbre a la inversión de nacionales y extranjeros y, entre otras acciones, evitar acciones como las que está llevando a cabo el CNTE en Michoacán, y ahora en Oaxaca y Chiapas, que impiden un buen desarrollo de la economía, simplemente aplicando lo que dispone la Ley. Foto de “20 minutos”