Lugar:
Fuente:
AVC / XEU Noticias

El presidente municipal, David Velázquez Ruano, dio a conocer que analiza presentar denuncia penal en contra de la empresa Ferrosur, tras el “trenazo” ocurrido el pasado 29 de mayo en la Estación Orizaba.

En entrevista señaló que buscará una reunión de diálogo con la empresa para ver qué opinión tiene, luego del dictamen final por parte de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, que determinó que el accidente ocurrido ese día en la entrada del patio de maniobras, no se trató de un sabotaje, sino de un error humano que pudo evitarse.

El edil puntualizó que el choque de trenes entre el equipo ferroviario del tren DPV 180518 y el tren DCM 140518 perpetrado sobre la línea Ferroviaria “SC”, dejó graves daños a la infraestructura del municipio.

Por lo que al momento el ayuntamiento analiza si se hace un llamado a que se hagan responsables de ello o se interpone una denuncia penal.

“Ojalá se hagan responsables de todos los daños físicos ocasionados, pero ahorita nos vamos acercar a las autoridades de Ferrosur porque estamos comprometidos a reforzar la seguridad y ellos sus medidas de la infraestructura”, dijo.

Cabe señalar que a través del expediente CISF-002-2018, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por medio de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario, dio a conocer que el dictamen final de la Comisión Investigadora del Siniestro Ferroviario en la zona urbana de Orizaba revela que éste accidente tuvo un “origen multifactorial”, todos relacionados con omisiones por parte de la tripulación del tren “DVP-180518”.

El documento dejó en claro que el maquinista, conductor y garrotero de camino, pudieron haber evitado el choque entre los trenes de haber puesto atención a su labor.

“El accidente se dio por incumplimiento a determinadas reglas del Reglamento Interno del Transporte de Ferrosur en vigor a partir de las 12 horas 0 minutos del miércoles 29 de julio de 2015 y registrado ante la SCT mediante oficio número 4.3.2.-739 del 16 de octubre de 2014”.

Es de mencionar que el Dictamen Expediente consta de 82 hojas en donde revela lo siguiente: “Del análisis de la información recabada durante las diligencias de investigación que practicó y ordenó esta comisión se puede concluir que no le fue posible determinar en qué punto se dio la división del equipo ferroviario del tren DVP 180518; sin embargo la comisión observó que el siniestro tiene un origen multifactorial, todos ellos relacionados con la omisión de actos suficientes para prevenir movimientos no deseados y evitar con ello el deslizamiento del equipo ferroviario del tren DPV 180518 y por ende el impacto contra el tren DCM 140518 en el patio de Orizaba específicamente”.

“Los trabajadores fallaron en aplicar medidas de seguridad en la operación y tránsito del tren, no tomaron en cuenta que iban por una pendiente tras salir de Orizaba e incumplieron diversos puntos del reglamento de Ferrosur”, expusieron los integrantes de la Comisión de Investigación del Siniestro Ferroviario: Francisco Javier Vargas Hernández, presidente; Estanislao Sandoval Bosch, secretario; vocal Óscar Arturo Cortés Hidalgo y vocal Claudia Godínez Luz.